Las “Cinco C’s” del crédito son esenciales para los prestamistas, ya que permiten evaluar distintos factores críticos para saber si es viable el otorgar el crédito. A continuación, te explicaremos de que se tratan y de qué manera son evaluadas. 

  • Carácter

Dentro del “carácter”, las instituciones financieras se enfocan en la manera en que se comporta el aspirante a crédito, por ejemplo; cuánta experiencia tiene en el sector o en su trabajo, cuál es la calificación emitida por el buró de crédito de acuerdo a su comportamiento histórico de pagos. Si es el caso de una empresa, se toma en cuenta el nivel de experiencia que tiene, así como antecedentes de su negocio para evaluar la intensión de pago del aspirante a acreditar.

  • Capacidad

En la capacidad, se toman en consideración factores primordiales como ingresos, egresos y pasivos, se evalúa la capacidad de generar un flujo positivo para hacer frente al pago de capital e intereses solicitado en el contrato de crédito. Mientras la proporción sea lo menor posible, es decir tus ingresos superen tus deudas y gastos, será mejor para la evaluación.

  • Capital

Es el valor neto de la empresa o la persona que solicita el crédito, en este rubro se evaluará la estructura de capital, es decir la proporción de las fuentes de capital, es decir si la fuente de financiamiento es externa o por capital propio y la proporción de la misma, como resultado de esta estructura se evalúa la capacidad de endeudamiento. 

  • Colateral 

El colateral es cualquier activo del cual asegura que, en caso de no poder cumplir con el pago del crédito, la institución financiera lo aceptara como una fuente alterna de pago. 

  • Condiciones 

Son los requisitos que solicita la institución financiera al acreditado con la finalidad de mitigar los diferentes riesgos a los que está expuesto el crédito.

es_MXSpanish
es_MXSpanish